Paseando entre las paredes de pizarras cogidos de la mano…

Unas sonrisas y unas miradas..

La historia se repite, hemos vuelto al lugar donde empezó todo.

Pero esta vez para avanzar un poco mas en el libro de nuestra historia… ya son Marido y Mujer.

Volverán en el futuro para pasar mas paginas que solo este lugar sabe….

En cuanto a nosotros, fue un gran día para cerrar la boda de Eva y Aitor. Empezamos con la preboda

y los acompañamos mientras escribían hojas preciosas en su camino hacia su día mas importante,

para acabar con esta maravillosa postboda rural y diferente. Pero no acaba aquí, escribirán muchas mas, porque todo acaba de empezar.