Hola! Has decidido casarte con el amor de tu vida? Si la respuesta es Sí, y ya estás leyendo nuestro articulo, también significa que te llama el estilo vintage.

El pasado siempre vuelve y trae consigo las modas que tuvieron éxito. Pues esto es válido para las bodas también. El vintage, o la moda de los años pasados está en el top de las elecciones para los estilos de boda actuales.

Si sois unos románticos, nostálgicos y amantes de aquellos tiempos no dudéis en organizar la boda de vuestros sueños.

1. El estilo vintage

Como bien decíamos es la tendencia con más seguidores ahora mismo. Es una opción que permite ser muy creativo y pasar de lo muy tradicional. Aunque es muy versátil y se podría organizar tanto en bodas civiles como religiosas es totalmente compatible con las bodas al aire libre, lugares antiguos o con una historia detrás. Vintage proviene del inglés y es sinónimo de objeto/moda antigua con estilo.

Cuando decimos boda vintage, debemos ser muy atentos a todos y cada uno de los detalles. Empezando por el lugar como mencionábamos más arriba, pero también pasando por el color de tu boda, las invitaciones, la decoración, las flores, el menú, para que cada una de ellas haga vivir y disfrutar a tus invitados, por unas horas, en el pasado.

2. La decoración

Intenta decidirte por un color o varios de la gama de colores claros: blanco, blanco roto, crema, beige, pastel, marfil… Todo esto combinado con una buena elección de tu decorado y las flores ayuda mucho a crear esa magia. Añade a todo esto cualquier objeto con tendencia retro: madera, cristal de colores, jarrones, perlas, espejos…

Y como grandes detalles intenta conseguir unas bicicletas antiguas, unas cámaras de foto vintage, unas sillas, sillones desgastados, cuadros o marcos, maletas de cuero… deja volar tu imaginación y te darás cuenta de que no hay límite para crear algo extraordinario.

3. Detalles de las flores, las invitaciones y los regalos

Hablamos mucho o casi siempre de las flores. Esta vez no será menos ya que son ese pequeño gran detalle de una boda. Están en todas partes en una boda. Empezando por el ramo de la novia, los ramos de regalo, como parte del decorado y de los centros de mesa. Nuestras favoritas son las flores silvestres. La delicadeza y el tamaño pequeño de la mayoría nos parece ideal para este tipo de bodas.
Y creemos firmemente que el tamaño reducido del ramo es perfecto, ya que lo llevaras gran parte del día en la mano.

Las invitaciones llegaran a todos los invitados así que deben mantener la misma línea. Desde el momento en el que la reciban tus invitados ya se harán una idea de cómo será vuestra boda. Normalmente las invitaciones vintage se caracterizan por su sencillez, pequeños detalles como la escritura o el tipo de papel.

Si no quieres usar una pequeña etiqueta como puedes ver en la imagen, un simple sello con los nombres es una buena idea. Pon un mensaje sencillo y fácil de leer con una letra acorde con el estilo. También añade un pequeño detalle al sobre o a la invitación como un pequeño pájaro, una flor, una jaula o una bicicleta antigua…

Para los regalos usa botellitas antiguas, cajitas de madera o de cartón, o cualquier atrezo que te permita darle el toque que quieras.

No te olvides de avisar a tus invitados del estilo que tendrá tu boda así podrán acompañarte vestidos para la ocasión y todo llevara la magia que imagináis.

 

4. Novia vintage

Puede ser también uno de los motivos por el cual te hayas decidido por este tipo de boda. Así es, hablamos del vestido de novia. ¿No te identificas con lo que se lleva en estos tiempos y quieres optar por un vestido que en vez de agobiarte, te ayude disfrutar de tu día más feliz? Tienes multitud de opciones para elegir tu favorito. Hay muchas marcas que crean piezas únicas y maravillosas. Solo tendrás que decantarte por un estilo u otro: vestido bordado de tela caída, con pedrería y cuerpos bordados, con faldas que marcan o telas vaporosas.

Desde aquí nos encantaría ayudarte más pero ya lo haremos en otro artículo. De momento esperamos haberte ayudado y te deseamos mucha felicidad!